LA PERSONALIDAD Y SUS TRASTORNOS

La personalidad puede definirse como el conjunto de rasgos psíquicos que caracterizan nuestra forma habitual de funcionar a nivel cognitivo, emocional y comportamental, y que hacen de cada uno de nosotros un ser humano único y original. Se trata, por lo tanto, de un patrón de funcionamiento global, consolidado y que tiende a mantenerse estable en el tiempo.

Nuestra personalidad es el resultado de la interacción entre biología y ambiente o, más concretamente, entre nuestro temperamento y nuestro carácter. Para poder comprender mejor de dónde surge la personalidad, explicaré brevemente estos dos conceptos. El temperamento corresponde a la base biológica e inmutable de la personalidad, es decir, a esa parte innata, heredada, que constituye nuestra personalidad; y el carácter, por otro lado, corresponde a los atributos que adquirimos a través de nuestras experiencias en el mundo y de nuestras interacciones con los demás (Michel & Purper-Ouakil, 2006). Por lo tanto, podemos fácilmente pensar que nuestro carácter está fuertemente influenciado por nuestra cultura y nuestro entorno social. Perseverando en el intento de comprender la diferencia entre temperamento y carácter, podemos tomar como ejemplo el caso concreto de una persona con tendencia a la irritabilidad, su temperamento determinaría la facilidad con la que esta persona se siente irritada, mientras que su carácter explicaría la manera en que esta persona modula esta respuesta emocional o reacciona ante la misma de manera habitual, debido a la aplicación de estrategias de regulación emocional o a la adopción de comportamientos o conductas específicas que ha aprendido. De esta manera, y como decía anteriormente, la personalidad vendría determinada por la interacción entre rasgos biológicos (temperamento) y rasgos adquiridos o aprendidos a través de la experiencia (carácter), que permitirían la adaptación de la persona a las situaciones que se encuentre a lo largo de su vida (Besche-Richard & Bungener, 2019).

Desde una perspectiva dimensional de la personalidad, los trastornos de personalidad o personalidades patológicas corresponden a manifestaciones rígidas y exageradas de rasgos de personalidad normales, que interfieren en la correcta adaptación del individuo a su entorno. Ahora bien, si la personalidad hace referencia a un patrón de funcionamiento global, consolidado y que tiende a mantenerse estable en el tiempo, ¿son curables los trastornos de personalidad?

Las intervenciones psicoterapéuticas en los trastornos de personalidad son delicadas y, así como la personalidad es maleable hasta cierto punto, los trastornos de personalidad son tratables, pero no remiten en su totalidad. Aparte de la base biológica e inmutable que compone la personalidad, la gran dificultad a la que nos enfrentamos cuando tratamos un trastorno de personalidad es que estamos pidiendo a la persona que introduzca ciertos cambios en su modo habitual de funcionar que, además de no ser fáciles, amenazan su propia identidad. Dicho de otro modo, ponemos en riesgo la estructura de su ser: su modo de pensar, sentir y actuar; que a pesar de que pueda no ser adaptativa, le hace ser quien es, un ser único y singular. Es por ello que la psicoterapia en los trastornos de personalidad es delicada, difícil, y los resultados no son excelentes, aunque no por ello poco interesantes. Ahora bien, que un trastorno no remita completamente, no significa que no responda al tratamiento. Aplicando un tratamiento de psicoterapia a los trastornos de personalidad, podemos lograr suavizar la expresión de ciertos rasgos, permitiendo al individuo funcionar de manera más adaptada a su contexto, así como disminuir el sufrimiento que le pueda provocar su funcionamiento habitual.

Si te ha gustado este artículo, recuerda que encontrarás más en el Blog de psicología Résilience. 

¡Hasta pronto!

Ana Isabel García-Izquierdo Peribáñez

Psicóloga y psicoterapeuta

Graduada en psicología, especializada en psicología clínica y psicopatología integrativa por la Universidad Paris Descartes (formación académica, profesional y de investigación), psicoterapeuta con un enfoque integrativo certificada por la ARS de Île de France y Licenciada en Bellas Artes por la Universidad Politécnica de Valencia.

¿Buscas ayuda psicológica?

Pide tu cita conmigo de forma online o presencial en Denia (Alicante).

Suscríbete al Blog

¿Te gusta este contenido?

Suscríbete y recibe una notificación cada vez que se publique un nuevo artículo.

Deja una respuesta